El aligustre, planta que inaugura el año en La Concepción

ligustrum-jap
El Jardín Botánico de La Concepción en Málaga empieza el año con un árbol muy utilizado en jardinería, el conocido como aligustre. Es de talla mediana, 5 o 6 m de altura. A veces se presenta como arbusto, muy apto para podas de formación o para setos. El nombre del género proviene de la palabra latina ‘ligare’ (atar), ya que las ramas jóvenes son muy flexibles y sirven para hacer ataduras y cestos. Es originario de Japón y Corea, a lo que se refiere el nombre de la especie, japonicum.
La copa del aligustre es muy densa, y sus hojas perennes son de forma ovada y de un verde oscuro intenso y brillante. Las flores son pequeñas y de color amarillento. No son flores son vistosas, pero tienen un aroma agradable. En invierno sus frutos lo hacen un árbol muy llamativo: unas drupas de unos 5 mm de un color negro azulado que crecen en racimos colgantes. Son tóxicos, por lo que no se deben consumir.
Se trata de una especie de rápido crecimiento y muy resistente, que tolera sol o semisombra, sequía, salinidad y todo tipo de suelos siempre que estén bien drenados, ya que no soporta el encharcamiento. La variedad ‘Variegatum’ tiene hojas matizadas, lo que la hace útil para crear contrastes de colores en los jardines.
En La Concepción puede encontrarlo en muchos lugares del jardín histórico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *