Inicio / Apuntes / Cristina Savage expone en LCA ‘¿qué hago con mi polla?’

Cristina Savage expone en LCA ‘¿qué hago con mi polla?’

Hace aproximadamente un año, Cristina Savage realizó su conversión hacia Cristian, un alter ego masculinizado con el que pretendía solventar su falta del «pene Freudiano», tras una histerectomía.

«Desde un gesto aparentemente inocuo, la artista lleva un año en un proceso de eliminar aspectos socialmente femeninos de su físico, al dejar de depilarse piernas y axilas; otro aparente gesto inocuo. Sin embargo, nada en el trabajo de Savage es casual, accidentado o la consecuencia de un acto inesperado» explican desde La Casa Amarilla málaga (LCA), donde se desarrollará esta muestra hasta el 24 de marzo. 

«En su labor de reivindicar el papel del rol femenino en la historia de la humanidad, su trabajo artístico se basa en la detección y denuncia de los elementos del entramado social hegemónico, que esquilman la presencia y el poder de lo femenino» subrayan.

Cristian Savage, en su exposición «¿Qué hago con mi polla?», presenta una serie de bordados, sobre bastidor, en los que ofrece una reflexión sobre la masculinización del rol de la mujer o de su des-feminización, desde el punto de vista masculino. La Exposición se completa con una instalación audiovisual, fotografía y objetos utilizados por la artista durante este proceso creativo de un año.

Con esta exposición, la artista propone cerrar el ciclo que comenzó con el nacimiento de Cristian, hace un año en Madrid: «Todos hemos oído o leído sobre el complejo de castración de Sigmund Freud y, si no lo has hecho, es una noticia antigua de 1908. Básicamente pensaba que las chicas interpretaban que su falta de pene se debía a la castración y, por tanto, sucumbían al deseo de sustituir el pene por un hijo» comenta la creadora.

«Hace un año, como mujer, me desperté de una operación y descubrí que me habían hecho una histerectomía en un procedimiento para retirar unos implantes anticonceptivos; la sensación de castración fue abrumadora. ¿Había perdido mi ‹pene›? ¿Cómo iba a procesar mi feminidad? Sentí que tenía que castrarme para asimilar el trauma. Dejé de afeitarme».

«Al mes siguiente, llevé a cabo mi conversión en Cristian, arrancándome la ropa y mostrando los jirones al público, revelando un arnés que ceñía mi cuerpo, en un ritual similar al de dar la comunión en la iglesia. Para completar simbólicamente mi transformación, me afeité la mitad de la cabeza y fingí mi propia resurrección, no sin antes construir una vagina lanosa y brillante detrás de mí, como puerta de entrada para asegurar mi ascensión a mi nuevo cuerpo, a mi nuevo yo, Cristian.

Ha sido una lucha por consentir el pelo, el cambio. Y al fin y al cabo no es una cuestión de masculinización, es una cuestión de aceptación. Cristian me ha ayudado a coser mi herida.” Dice Cristina Savage.

Sobre Oxigenarte

También te puede interesar

Viaje a la memoria fotográfica de Málaga en el MAD

El MAD de Antequera propone un viaje a la memoria visual de Málaga a través …

Vuelve el Ciclo de Música de Cámara de Alhaurín De la Torre

El Ciclo de Música de Cámara de Alhaurín de la Torre vuelve tras la obligada …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *