Inicio / Escena / Cine / Dos sueños después, la ficción constante de Pilar Monsell

Dos sueños después, la ficción constante de Pilar Monsell

Captura de pantalla 2017-03-21 a las 22.00.49

Javier Cuenca
“La esperanza misma era el fantasma” replica una voz en la arboleda, “ahora arde lo que no fue” subraya la narración. Es el prolegómeno prácticamente onírico, casi desvanecido, de Dos sueños después, de la realizadora cordobesa Pilar Monsell, que ha presentado su último trabajo en el Festival de Málaga. Cine en Español en la sección de cortos Documentales.
“La primera parte justifica de dónde viene la película; es un ejercicio de exorcización de esos sueños que miran la muerte de frente” apunta Monsell que señala África 815 como su realización punto de partida, y lo hace con una narración plástica, en Super 8, que va desde la arboleda hasta unas mujeres que miran al mar y al vacío; “lo hice todo casi a la misma vez” señalaba, “en un trabajo de ficción y escritura constante”.
Imágenes vinculadas entre África 815 y Dos sueños después, en lo que ha sido “un proceso agotador” producto de un viaje interior y fijo. De hecho la fotografía de la cinta recalca el desorden y la impronta de una fotos realizadas “el mismo día que me voy, que hago las maletas”; una especie de huída que recala en imágenes fotográficas que dan sonido unos pasos que también huyen.
Monsell concibe la narrativa de su trabajo de una forma “segmemtada”, con sensaciones encontradas en un universo expresionista donde cabe la sensación de “no ser capaz de abandonarlas y donde los sueños también se disparan en su intención de registrar las ausencias que, no obstante, están siempre ahí”; “en realidad -como describe esta realizadora- el texto y las imágenes están creadas de manera autónoma, cada cosa por su lado”, pero tienen una pretensión común: “la necesidad personal de hacerme caso, de un final mal realizado”.
El mar, rupturas, golpes y miradas al infinito de ese mar que sigue constante en la narración; de esa manera Pilar Monsell experimenta en este trabajo acercándose a través del quehacer analógico “como si fuese una técnica poética que asume el archivo familiar rodado en Super 8; con la Kodak mítica de la felicidad familiar siendo el producto, el contraplano de esa misma estética”. Y es que esta realizadora investiga y da cumplida cuenta de su “búsqueda interesada en la relación de la fotografía, el cine y el sonido”, como ella misma destaca. Un producto hipnótico que durante dieciocho minutos va de la desazón a la mesura última de la mirada.

Pilar Monsell
El primer trabajo de Pilar Monsell como directora fue Distancia, que se estrenó y recibió el Premio del Público en el 49 Festival dei Popoli 2008 (Florencia), pasando por festivales internacionales como MedFilm Festival de Roma, Festival de Cine Migrante de Buenos Aires, Muestra de Cine Experimental de Maldonado (Uruguay), Ourense Film Festival, Festival de Cine Africano de Tarifa y Documenta Madrid, entre otros. En 2009, se incorpora al Laboratorio de Creación de Play Doc Festival de Documentales de Tui para participar en la dirección de un retrato filmado que fue realizado entre 2009-2013. En 2012, finaliza el cortometraje Pan, Trabajo y Libertad, estrenado ese mismo año en el Festival Internacional de Cine Doc Lisboa, y colabora también con el proyecto cinematográfico colectivo francés 100 jours, realizando la pieza +46.
Durante 2013, recibe la Beca Manuel Cintra Ferreira del Seminario Internacional de Cine Documental Doc’s Kingdom 2013, donde realiza el cortometraje Vulcao. En 2014, estrena su primer largometraje, África 815, en el Festival Internacional de Documentales Doc Lisboa, participando después en varios festivales y recibiendo el Premio a la Distribución del Festival Márgenes 2014, Premio al Mejor Largometraje Documental en Zinegoak 2014, Nominada a los Premios ASECAN 2014 como Directora Novel y Mejor Documental, Premio Panorama Platja D’Aro en el L’Alternativa Festival de Cine Independiente de Barcelona  2015 y Mención Especial del Jurado en CEMEDOC 2015 (México).
En estos momentos ha terminado la posproducción de su cortometraje Dos sueños después (que presenta al Festival de Málaga. Cine en Español) y se encuentra desarrollando su próximo largometraje, Nisaiyat, “un proceso de investigación sobre el imaginario femenino cordobés” como ella misma destaca, una nueva película de ensayo realizada a través del laboratorio independiente Abominable.
Es Licenciada en Comunicación Audiovisual (UMA, 2004), Técnica Superior de Fotografía Artística (San Telmo, Málaga 2001) y Máster en Documental de Creación (UPF, Barcelona 2007).
Especialmente relevante es el año 2014, cuando co-funda el colectivo Laboratorio Reversible de Barcelona, dedicado a la creación y experimentación en cine analógico. Desde 2016, trabaja como tutora de proyectos de cine documental para la Escuela de Cine de Madrid ECAM.

Sobre Javier Cuenca

También te puede interesar

Palmarés Cortos Festival

Palmarés de la Sección Oficial de Cortometrajes del Festival

El Jurado de la Sección Oficial de Cortometrajes Documental, integrado por Anna Solá, Rocío Cabrera …

Sordo Festival

‘Sordo’, western de Cortés-Cabanillas para la última jornada

‘Sordo’, el segundo largometraje de Alfonso Cortés-Cavanillas tras ‘Los días no vividos’, una adaptación cinematográfica …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.