Duro documental sobre el activismo trans de Gustavo Sánchez


‘I hate New York’ es el largometraje documental del director Gustavo Sánchez que participa en Málaga Premiere con un proyecto respaldado por los hermanos Bayona –Juan Antonio y Carlos- quienes no dudaron en invertir en esta producción para profesionalizarla y hacerla realidad porque quedaron cautivados con este retrato tan crudo de la realidad que se ha concebido como un misil a los estereotipos y prejuicios que permanecen en la sociedad.
Sánchez se ha sentido muy libre en la cinta como también lo son sus protagonistas -Chloe Dzubilo, Amanda Lepore, Sophia Lamar y T de Long-artistas y activistas transgénero de la cultura underground. Son personas muy libres, supervivientes en Nueva York, una gran ciudad a veces muy hostil. Siempre tuvo claro lo que quería, pero la muerte de una de ellas, de Chloe Dzubilo supuso un motor porque sentía que su vida tenía que ser contada de alguna manera.
El equipo filmó un total de 150 horas durante más de 10 años a transexuales de los sitios más recónditos de la Gran Manzana con una cámara doméstica, con recursos muy limitados y sin guión, pero tuvieron claro que había cuatro historias que destacaban por la personalidad muy profunda y arrebatadora de sus protagonistas. Percibió que se trataba de gente muy auténtica y que fingían poco. Se mostraban muy reales. No todo el mundo se abre de la manera en la que lo hacen las protagonistas de este documental, ha asegurado el director. Posteriormente se dispuso a componerlas y encajarlas como si fueran un puzzle.
Juntos han conseguido hilvanarlo todo para que llegue al máximo número de gente. Por ello, ha definido su cinta como realmente inspiradora para él y para los espectadores, ya que puede animar a otras personas que puedan encontrarse en una situación similar, pero que no se atrevan a focalizarse en lo que realmente les gusta para conseguir sus sueños.
El jienense Gustavo Sánchez es periodista y cineasta residente en Barcelona. Debuta en la dirección con ‘I hate New York’ (2018), su ópera prima, escrita, realizada y producida por él mismo durante una década, con la producción ejecutiva de los hermanos Bayona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *