Inicio / Apuntes / ‘El oficial y el espía’, cuando Polansky exhibe buen cine

‘El oficial y el espía’, cuando Polansky exhibe buen cine

Javier Cuenca

Quizás de lo primero que haya que partir a la hora de ver la versión que Polanski ha realizado del caso del capitán Alfred Dreyfus, cuyo artículo ‘Yo acuso’ de Emile Zola despertó cierta indignación sobre las manipulaciones del ejército francés contra los judíos, es ver la película como una presunta ‘vendetta’ del director judío polaco nacido en Francia y de los enfrentamientos que ha tenido con los medios de comunicación por sus ‘oscuros’ casos sexuales.

‘El oficial y el espía’ es, sin lugar a dudas, una gran película donde Polanski vuelve a meter el dedo en la llaga del poder; especialmente de ese poder inasible que representa el ejército en cualquier país del mundo, y donde sus atrocidades se quedan en la oscuridad de sus despachos y en el lustre de sus sables (de hecho, casi al final de la cinta, el director muestra como un general señala a los jueces con organizar un velado golpe de estado si fallan a favor del capitán judío demostradamente inocente de espionaje y condenado a cadena perpetua en la Isla del Diablo).

Pero lo interesante de esta nueva cinta de Polanski es -y no es nuevo- su habilidad para exteriorizar el interior del personaje, con una narrativa precisa y correctamente investigada, como hecho histórico que se trata.

La música de Alexandre Desplat y la dirección fotográfica de Pawel Edelman, PSC, junto con un acertadísimo casting, hacen del conjunto narrativo un producto solvente y de magnífica producción. Leon de Plata , Gran Premio del Jurado en Venecia 2019 y cuatro nominaciones al European Fims Awards (Mejor Película, Major Director, Mejor Actor y Mejor Guión), avalan esta consideración.

En la película de Polanski se ve desgranada la crueldad del poder omnipresente y omnívoro de quienes detentan las armas y de como -incluso a poco más de un centenar de años de la Revolución Francesa- siguen dominado todo, aunque sea por la fuerza. Pero además, este realizador incluye en esta verborrea del poder la duda que nace del hombre militar que, al final, no deja de ser un hombre, y no puede por menos que cuestionar toda esa metodología.

‘El oficial y el espía’ es artesanía cinematográfica mucho más allá de esos críticos que prefieren atacarla argumentando que es una venganza de Polanski contra todo lo acontecido mediáticamente los últimos años. Al margen del juicio de los hechos que haya cometido o no, Polanski sigue siendo un maestro del cine.

Sobre Javier Cuenca

También te puede interesar

La Málaga Film Office tramitó 366 permisos en el pasado 2019

Según los datos que maneja la Málaga Film Office (oficina municipal de rodajes de Ayuntamiento …

‘Operación Camarón’ llegará a las pantallas en marzo

‘Operación Camarón’, nueva comedia dirigida por Carlos Therón (‘Lo dejo cuando quiera’ y ‘Es por tu bien’) y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.